Febrero con juegos

Hoy, necesito hacer una recopilación de información que hay en mi acontecer y que no ha caído en ningún lado. Un intercambio entre mis anécdotas y ésta hoja en blanco. La primera semana de Febrero ya parece un mes.

He estado en mi lugar la mayoría de los días, pongo tapones en mis oídos para sentirme bajo el agua. Allí, tengo mi máquina de escribir, y hago que las palabras concuerden con la historia que quiero contar. Eso es una isla solamente de lo que hago. Porque gran parte del tiempo he estado con videojuegos. Eso me recuerda al cantante de Alice in Chains, que sin alarmar, antes de morir, estuvo encerrado en su departamento algunos meses con drogas y videojuegos, y luego de dos semanas sin contacto, encontraron su cuerpo. Algo así me imagino que sería mi paso hacia el otro lado.

Lo principal esta semana ha sido Eve — no quiero hablar del juego en sí, si no de mi experiencia en él — en donde eres un piloto de naves surcando el espacio. Aunque es un mmorpg — millones jugando en la web — mi aventura no tiene acompañantes. Los demás en el chat global parecen todos ser expertos y osados. Y yo, ninguna palabra. Yo viajando y completando misiones, conociéndo los alrededores antes de incoporarme a algún grupo y no tener idea de lo qué decir para que mis debilidades no me aplasten. Destruí una nave gigante infectada en un total de 8 horas. La nave no atacaba. Y no me dió ninguna recompensa. Aunque invité a mi gata al momento en que la nave explotaba, no sucedió nada en especial. 8 horas desperdiciadas. Aunque en ese tiempo leí a Lovecraft, aunque sea algunas páginas y experimenté con los cambios de municiones y el daño que provocaban. Observé algunos elementos del mapa, como sitios muy lejanos, anhelé batallas con otros seres humanos y configuré levemente la visualización. Además de aprender a atacar a múltiples naves a la vez. Proximamente esperaré que el personaje se actualice y le sumaré nuevas habilidades.

Asi que el total puede considerarse como positivo.

Sekiro hasta ahora es de mis juegos favoritos. La combinación del estilo gráfico, la historia noble y mística japonesa, los escenarios como el Reino Celestial, los combates y la atención y curva de aprendizaje que se adquiere con cada combate, sin necesariamente sumar habilidades extras, además de la tensión y emoción, suelen no ser igualables.

La aventura de esta semana consistió en un principio con capturar carpas y formar una máscara de madera con forma de dragón que hasta ahora no se cuál es la participación. Quizás una forma de invocación a un ser especial. O un poder interno que elimina debilidades. Después, un combate contra dos enemigos a la vez me mantuvo ocupado dos días. El escenario era el patio de una fortaleza del período de quizás cuál emperador japonés, en un estado catastrófico porque un comandante con la intención de cambiar el destino quiso tomarse el castillo con medidas radicales — un asedio particularmente hablando — y sus guarniciones samuráis y espadachines vigilaban los rincones del castillo, y esta batalla en particular se danzaba encerrado en un círculo de fuego. El ritmo de batalla no fue fácil de conseguir, pero finalmente fue satisfactorio.

The Witcher 3, culminó en un capítulo en donde, la deseada peliroja maga con la que Geralt tenía una historia en el pasado — Triss —, le pide ayuda para salvar a sus compañeros magos que habían sido emboscados y desterrados de la ciudad capital. Uno de ellos muere, pero una pareja con rasgos fascinantemente elegantes y finos, es salvada.

Una de las frases que marcó esta historia fue “Let me tell you something, there is no reward” — “Deja contarte algo, no hay recompensa”. Y también la adquisicón de proyectiles con electricidad y la pérdida de un medallón como símbolo de un estrato.

Para celebrar finalmente, Triss decide no viajar en el barco que le tenían preparado, y se queda con Geralt en un faro hasta casi el amanecer. La escena no subió mucho de tono, pero fue deseable.

El último juego es Steins;Gate. En donde cuando cambias ciertos acontecimientos detallados de la historia, suceden grandes cambios. Múltiples realidades encapsuladas en un solo juego, en donde los protagonistas te hablan a través de la pantalla como si formaras parte del mismo mundo que ellos viven. El juego tiene referencias de juegos e invenciones, como la de la esfera formada con cámaras y pantallas dispuestas en oposición logrando que la esfera fuera invisible. O un control remoto que solo tiene el botón “+” para cambiar de canal. Aún voy en la introducción del juego.

Así que…

Sacrificio

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
No es otra, es la misma
No se iguala ni se repite
Me hallo aquí de nuevo
Buscando algo que dure
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
En los lugares donde pájaros danzan
Con árboles y estatuas
Con sonidos, matices y perdices
Que a veces abren negras cicatrices
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Eslabones corcheos y fusos
Se tejieron en el horizonte
Sobre ellos me acosté y descansé
Y luego, me desperté
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Con la luz quemante brillando
La sacrifiqué mirando al cielo
Esperando que trajera lluvia
En este terreno desierto
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Que crecieran manzaneros en abundancia
Flores y que vinieran animales
Más lluvia incluso
Bosques y florales
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Crecieron cactus y zarzamoras
Pastizales y montañas
Llovió en abundancia
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Pero aún sigo igual, en el mismo lugar
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Me devuelvo al lugar de sacrificio
Y me arrodillo frente a un féretro
Solo quedan manchas de su sangre
Que formaban un camino
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Que al llegar al borde del ataúd
Gotearon en el abismo
Y entre la tierra se sumergieron
Y se mezclaron siendo lo mismo
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Y luego, todo continúa girando
Cambiando los colores en el horizonte
Y en este universo que a cada día se agranda
Los mundos poco a poco se separan.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Disonancia

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Dejo las maletas al lado de la puerta y miro el piso de madera
Es un lugar agradable, hay bastante espacio para desenvolverse
Abro las cortinas para que entre el día y se formen aquellas líneas
Que el enrejado de afuera forma, intercalando la luz y la sombra
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Decido volver más tarde y en este momento conocer los alrededores
Un señor se encuentra reparando con un martillo y clavos el entablado que rodea su jardín
Lo miro extrañado y luego veo como una señora vende figuras de marfil sentada en su puesto
Mis pisadas rítmicamente acompasan las hohas que se pasean al ser removidas por el viento
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Un acordeón comienza a resonar en el ambiente
Y enlentezco mi paso para escucharlo algunos momentos más
Memorias comienzan a inundar cada cosa que toca mi mirada
Y de pronto, es como si me estuviera transportando a otro lugar
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Diez años atrás, y me encuentro escuchando nuevamente su voz
Me dice una vez más como la disonancia le da vida a la melodía
Cuando te encuentras en la tonalidad de La menor, la relativa menor de Do mayor
Todas las notas son blancas, es la escala más simple en la que puedes crear
Puedes ocupar cuatro acordes y repetirlos en secuencia hasta el infinito
Y sobre ellos cantar notas blancas que como me decía, sonarán bonito
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Pero, hay un vals, que en un momento romple con la estructura
Y entre tantas notas blancas aparece un sol sostenido
Una nota negra. Y de pronto, la canción es significativa y hermosa
Y aunque el compositor hata existido en el sigo diecinueve
Aún hoy en día conocemos su canción
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Sin percatarme me encuentro abriendo la puerta otra vez 
En un brazo, tengo un macetero con un lirio blanco
En el otro, me encuentro con un tordo en su jaula
Mis acompañantes le dan un color a mi nuevo hogar
En donde para comenzar, estiro mis dedos para escribir
Y las teclas una a una van a decir, la historia de ella y de él.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Una enredadera como estandarte

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Pongo mis ojos en la esperanza de una llamada
Uno a uno caen por mis mejillas, se agrandan y alargan
Mi rostro ya no tiene sonrisa 
Y mi mirada ya no es la misma
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Atesoro los momentos que estuve contigo
Me hicieron feliz, me hicieron sentir vivo
Ahora debo seguir mi camino
Y no doblegar una vez más, lo que he elegido
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Escucho tu voz una y mil veces
Tu risa que siempre llamé
La motivación de mis estupideces
Ahora lo único que me queda es ser fuerte
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Llego a mi casa y te recuerdo
El cambio de alegría a agonía es lo que siento
Por saber si en verdad llegué a tu interior
O tan sólo soy yo el que se hizo vapor y voló
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Me diste una mirada de tristeza cuando me fui
Pero no apareciste en ningún momento cuando esperaba por tí
Esperaba con el corazón en la mano
Esperaba decirte cuanto había necesitado 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Encontrarme, 
Como había estado buscando, 
Con una persona como tú, 
Con momentos como tú, 
A mi lado.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Fragmentos de Realidad

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
La gente bota gotas al pasar, quizás queriendo olvidar
Siempre quieren alcanzar más allá de lo que sus pies dan
Cansados y removidos de su consciencia, seres de su propia ausencia
Bordes vacíos, espejos de la realidad, viven en su propia comodidad.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Dejan las calles con manchas de transpiración, 
Cargan sus bolsas en sus manos invisibles
Dirigiéndose hacia el cerro, hacia el cielo y a sus hogares
Pisando los peldaños y a quién esté al lado. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Ni siquiera escuchan la canción, 
Pero comentan como si fuera su composición
Vociferantes, inquietantes al pasar, 
Disparan lo que no pueden aguantar.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Descargar y cargan, adquieren y botan, 
Son una parte más del entramado que nos sostiene
La continuación de un hilo que nos teje
Que nos amarra, nos rodea, nos crea y nos desenreda cuando quiere. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Atrapada

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Una oreja carcomida y destruída mostrando sangre corriendo
Unos ojos impactados y abiertos, ennegrecidos con una lágrima saliendo
Son orificios que tragan los acontecimientos, atentos al exterior
Pendientes del ahora, de los movimientos, de los olores y el furor.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Se acabó. Las horas de espera han terminado con patas temblorosas
Los dientes afilados vibrantes ya no comen de las sobras
Se abrió una ventana quebrada para salir, y por las gramas verdes dirimir
La lucha que provocó los destrozos, el desacuerdo y las ansias de huir.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Que aquellos sean libres, y no con su hocico amarrado y cortado
Encerrados entre los brazos de una silla, que aparenta dejarte sentado
Que los pies den media vuelta y le den la espalda
Para no repetir, abrir ni quebrar, lo que sostiene en una mesa, la merienda.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
¿Estás conectado con él? Siempre con ellos y menos conmigo
Sale de aquí, no espera, ven conmigo, te necesito en mis brazos y ver tu ombligo
Quiero apoyarme y a la vez destruirte como has hecho tú en mi pasado
Te lo mereces, te merezco, pero tú no mereces mi presencia, hazte a un lado, al tiro. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

La roca de polar

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
A la primera es soñar 
3 veces no es suficiente
la vigésima es más humano
cuántas veces se requerirán?
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Para no volver la cabeza atrás
dar 3 pasos y avanzar
la necesidad de ser libre
se mezcla con la libertad
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
De un momento dado
por los remolinos del instinto
por el callar del soldado
que se encuentra adormilado
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Confundido, acallado y 
despejellado
desprotegido, abatido y 
desarmado
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Por ese momento dado
cuántas veces se requerirán?
para lograr la plasticidad
la tristeza y la felicidad
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Mientras miraba la televisión, el programa de las celebridades, su cerebro
medio muerto, escuchaba nimiedades, se preguntó: ¿Qué es lo que habrá pasado?
De dónde vienen esas inquietudes, esa inseguridad y arrepentimiento?
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Lo que le quedaba de cerebro le dolía, lo molestaba. Lo punzaba a cada paso que daba, recordaba aquellas palabras y se molestaba. - Déjame tranquilo, estúpido. -
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Miraba a su alrededor y sólo veía caras desconocidas
Los X se llamaban, en algún lugar en la lejanía
de su mundo interior, donde no molestaban
Pasaban y lo miraban
- está hablando solo - murmuraban
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Su distracción era un fondo sin colores
Sólo grises sus ojos apreciaban
El tacto mas si lo llamaba
Sus manos tocaban lo que se cruzara
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Con vida y sin movimiento
No quería invocar al extrañamiento
más allá de lo que el orden marcaba
podía ser sometido a aislamiento
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
El caminar era maravilloso
para eso nací, se regocijaba
por donde pasara, andaba
miraba y se cansaba
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
hasta que su destino se alzó
aquel sendero por el que siempre tropezaba
aquel río que tanto le costaba
faltaba la balsa que la madera aportaba 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Faltaban los brazos, los músculos y el hacha 
Sabía que los tenía, en algún lugar de su interior
aquella vez no será, el árbol susurró 
y así como así, volvió a su cama de piedras, polar y algodón
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Mientras contemplaba, pensó
cuántas veces requeriré
para al fin ocupar mis brazos mis músculos y mi hacha 
construir esa balsa y largarme a casa. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Reflejo Y Desnudez





*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Resonaste en mi memoria 
Llanto apurado y transparente
Vertiente mineralizada de emociones 
Acaudalada lluvia de piedras de opacos colores. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Encima del lago con tu nombre cayeron 
Y las ondas formaron tu rostro 
Y estando en la orilla lo ví 
Superpuesto, 
Con el mío. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Y luego tambores resonantes de ritual
Te desnudaron y dejaron frente a mi 
Te miré y estabas entumecido 
Y perdido. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Como el aire me contemplaba
Cálida figura omnipresente 
Y desnudado frente al fuego
Dejé que me sanara
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Con su mano me acercaba fuego a la piel
Y deslizándolo me abrigaba con él 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Y era como si resonara en su memoria
Y allí se reflejara mi silueta 
Y al verla como a un espejo
Calzara 
Con la de ella
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Puntuación: 1 de 8.

Asesinato por Poder

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Apuntando con un arma de seis tiros

Brazo estirado y con un ojo cerrado

Pensó que era un ciervo

Y mató a un testigo

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

En su defensa lo aceptaron sin hablar

Es comprensible cometer un error así

El clima nublaba la visión

Y el ciervo presentaba agresión

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

“Un médico lo hubiera capturado y salvado”

Dijeron en el estrado

El uso de armas sin criterio es válido

En unos años más deberá ser revocado

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

“Necesitaba ese trofeo en mi alcoba”

“Demuestra que en mi no hay demora”

Y a continuación en silencio quedó el juzgado

Y luego, “El testigo estaba mal colocado”

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

El testigo iba en su propia misión

Recolectando agua y semillas de nutrición

El ciervo no lo atacó

¿Alguien sabe la causa de esta reacción?

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

El ciervo se puede domar con la mirada

Y ataca cuando está con inanición

Lo que hay que solucionar es esta cuestión

Limitar el uso sin criterio de armas con equívoca intención.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Puntuación: 1 de 8.