La roca de polar

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
A la primera es soñar 
3 veces no es suficiente
la vigésima es más humano
cuántas veces se requerirán?
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Para no volver la cabeza atrás
dar 3 pasos y avanzar
la necesidad de ser libre
se mezcla con la libertad
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
De un momento dado
por los remolinos del instinto
por el callar del soldado
que se encuentra adormilado
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Confundido, acallado y 
despejellado
desprotegido, abatido y 
desarmado
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Por ese momento dado
cuántas veces se requerirán?
para lograr la plasticidad
la tristeza y la felicidad
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Mientras miraba la televisión, el programa de las celebridades, su cerebro
medio muerto, escuchaba nimiedades, se preguntó: ¿Qué es lo que habrá pasado?
De dónde vienen esas inquietudes, esa inseguridad y arrepentimiento?
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Lo que le quedaba de cerebro le dolía, lo molestaba. Lo punzaba a cada paso que daba, recordaba aquellas palabras y se molestaba. - Déjame tranquilo, estúpido. -
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Miraba a su alrededor y sólo veía caras desconocidas
Los X se llamaban, en algún lugar en la lejanía
de su mundo interior, donde no molestaban
Pasaban y lo miraban
- está hablando solo - murmuraban
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Su distracción era un fondo sin colores
Sólo grises sus ojos apreciaban
El tacto mas si lo llamaba
Sus manos tocaban lo que se cruzara
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Con vida y sin movimiento
No quería invocar al extrañamiento
más allá de lo que el orden marcaba
podía ser sometido a aislamiento
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
El caminar era maravilloso
para eso nací, se regocijaba
por donde pasara, andaba
miraba y se cansaba
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
hasta que su destino se alzó
aquel sendero por el que siempre tropezaba
aquel río que tanto le costaba
faltaba la balsa que la madera aportaba 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Faltaban los brazos, los músculos y el hacha 
Sabía que los tenía, en algún lugar de su interior
aquella vez no será, el árbol susurró 
y así como así, volvió a su cama de piedras, polar y algodón
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Mientras contemplaba, pensó
cuántas veces requeriré
para al fin ocupar mis brazos mis músculos y mi hacha 
construir esa balsa y largarme a casa. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Reflejo Y Desnudez





*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Resonaste en mi memoria 
Llanto apurado y transparente
Vertiente mineralizada de emociones 
Acaudalada lluvia de piedras de opacos colores. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Encima del lago con tu nombre cayeron 
Y las ondas formaron tu rostro 
Y estando en la orilla lo ví 
Superpuesto, 
Con el mío. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Y luego tambores resonantes de ritual
Te desnudaron y dejaron frente a mi 
Te miré y estabas entumecido 
Y perdido. 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Como el aire me contemplaba
Cálida figura omnipresente 
Y desnudado frente al fuego
Dejé que me sanara
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Con su mano me acercaba fuego a la piel
Y deslizándolo me abrigaba con él 
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Y era como si resonara en su memoria
Y allí se reflejara mi silueta 
Y al verla como a un espejo
Calzara 
Con la de ella
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Puntuación: 1 de 8.

Algo Complicado

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Algo complicado se enreda en tu pelo

Mi mano se liga a tu raíz

Y mi pulgar acaricia tu barbilla

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Mi otra mano en mi frente

Frente a la tuya, debajo de ella

Tu otra mano negra junto a mi mejilla

Cruza mi piel, toca mis músculos y mis huesos

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

No hay nadie más, pero a pesar de eso

Somos varios, un concierto de palabras

Se mezclan en mi oído y en el tuyo

Nos escuchamos, nos miramos y acercamos

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Y luego la distancia se inmiscuye

La grieta se ensancha y no te encuentro

Recuerdo el camino y te enlazo y te sigo

Corres hacia el olvido, invitándome a tu castillo

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Te sigo, y te digo sin aliento

Quieres quedarte con los pies en la arena

Sentir sus granos en los dedos,

Dejar pisadas espontáneas y eso.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Que luego el mar las conquiste

Y las piedras se fundan con las olas

Una sola amalgama evaporándose en la espuma

Llegando a los cielos y luego atormentando

Creando arcoiris y luego regando

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Quiero huellas presentes y ausentes

Tengo aquí lo que tú quieres

Me vuelvo a tu mirada y a tu risa

A tu historia y a tu día.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Puntuación: 1 de 8.

Asesinato por Poder

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Apuntando con un arma de seis tiros

Brazo estirado y con un ojo cerrado

Pensó que era un ciervo

Y mató a un testigo

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

En su defensa lo aceptaron sin hablar

Es comprensible cometer un error así

El clima nublaba la visión

Y el ciervo presentaba agresión

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

“Un médico lo hubiera capturado y salvado”

Dijeron en el estrado

El uso de armas sin criterio es válido

En unos años más deberá ser revocado

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

“Necesitaba ese trofeo en mi alcoba”

“Demuestra que en mi no hay demora”

Y a continuación en silencio quedó el juzgado

Y luego, “El testigo estaba mal colocado”

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

El testigo iba en su propia misión

Recolectando agua y semillas de nutrición

El ciervo no lo atacó

¿Alguien sabe la causa de esta reacción?

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

El ciervo se puede domar con la mirada

Y ataca cuando está con inanición

Lo que hay que solucionar es esta cuestión

Limitar el uso sin criterio de armas con equívoca intención.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Puntuación: 1 de 8.